More

    La Liga SERÁ UNA GRAN PIEDRA DE TOPE para el FC Barcelona y Messi

    El Barcelona está lejos de conseguir cuadrar sus cuentas para renovar a Messi. No un poco lejos, sino muy lejos todavía. Además, lo poco que han sacado en claro hasta ahora en materia de aligerar su masa salarial, está ahora mismo bajo el «VAR» financiero de LaLiga, que tendrá que decidir si el trabajo hecho hasta ahora se ajusto al reglamento, o no.

    Joan Laporta tira de todo lo que puede: «Queremos más flexibilidad por parte de la Liga para poder incluir más fichajes. Las negociaciones con Leo van bien encaminadas pero estamos arreglando varias cuestiones por ambas partes», dijo en la presentación de Emerson Royal.

    No la va a encontrar. LaLiga no se va a mover ni un milímetro de su normativa, la que han aprobado todos los clubes profesionales, por arreglar un desaguisado dejado por la anterior Junta del club azulgrana. Y estas son las razones:

    1.- No quieren cambiar el reglamento

    No es que se niegue LaLiga, como institución (que también), sino los propios clubes. Hay partes del Control Económico que podrían modificarse, de hecho existe un reglamento que regula esta transición, pero tendría que ser presentado por un club, votado y aprobado por todos los demás. Y ya saben que los demás no lo van a aprobar. El Barcelona lo puso sobre la mesa, al principio, pero ya saben que no.

    El mismo reglamento que llevó al Elche, Murcia o Reus a un descenso administrativo (en caso del último, incluso, a su expulsión), será el que siga velando por la viabilidad financiera de LaLiga. Y eso nos lleva al segundo punto:

    2.- Francia e Italia están ya atravesando serios problemas

    La Ligue 1 sigue arrastrando los problemas financieros de no haber retomado y finalizado el campeonato en la 19-20, a puerta cerrada, tal y como sí hicieron la gran mayoría del resto de ligas europeas. Ahora están, en algunos casos, cerca de la quiebra.

    El fútbol italiano también ha pedido ayuda. Está reclamando a su gobierno volver a recuperar el dinero de las apuestas después de perder ingresos por valor de 1.100 millones de euros. Eso, además de aplazar los pagos de deuda un mínimo de dos años y favorecer la financiación para los clubes.

    En España los clubes pasaron por una época en el desierto con Hacienda que gracias al control económico quedó atrás. Y no quieren ni pensar en volver a meterse en ese lío. La gran mayoría de equipos ha hecho bien los deberes y podrán capear el temporal y, por uno, no van a cambiarlo. Si llega algún tipo de ayuda del Gobierno español (que sería la primera, por cierto, con este ejecutivo), pues bienvenida sea. Pero nada que les haga endeudarse. Permitir más excesos en los topes salariales no es otra cosa que permitir que los clubes den pérdidas: estarías dejando que tuvieran sueldos que no pueden pagar, porque no ingresan lo suficiente. Comprometería la viabilidad de

    3.- Tienen ‘ganas’ al Barça por la Superliga

    El Barcelona desliza presión, ya sea en medios de comunicación afines o en sus reuniones con LaLiga. Y es lógico: Laporta está lidiando con un problema gigante que no es culpa suya, que es mucho peor de lo que pensaba y no le va mal diferir esas culpas: Griezmann Umiti, que no lo ponen fácil, otros jugadores que no aman al club lo suficiente como para irse del Barça perdiendo un dineral, un canterano que se revela, LaLiga que no es flexible… lo que sea.

    Las reuniones de la directiva azulgrana con la patronal para explorar soluciones dentro de los límites del control económico han sido sencillas: esto es lo que hay, lo podéis hacer, pero tenéis que ponerlos (mucho) las pilas. Sin (todavía) reacción alguna que alivie seriamente el problema.

    Además, por si fuera poco, el resto de los clubes (todos menos el Real Madrid), no están precisamente abiertos a facilitar las cosas en lo financiero al Barcelona después de la fallida Superliga que siguen promoviendo los culés. Entienden que, por un lado, se buscan la vida por su cuenta para multiplicar sus ingresos perjudicando al campeonato nacional, y ahora por otros les piden ayuda para cumplir con el compromiso electoral de renovar a Messi. Y no la van a encontrar. Al menos no en los suficientes clubes como para que sea viable.

    El Barcelona tiene mucho trabajo y algunas decisiones dolorosas por delante si quiere inscribir a Messi (y a AgüeroMemphis etc…). Y aunque lo consiga, (que está por ver), les espera una temporada complicada en los despachos para seguir aligerando su masa salarial y ponerse al día con casi todos los demás clubes (con permiso del Levante, que lo tiene algo más fácil).

    TOMADO DE: Marca

    Noticias relacionadas

    Comparte

    Ultimas noticias

    PSG VENCE AL METZ SIN MESSI PERO CON UN HAKIMI INSPIRADO

    El Paris Saint-Germain sufrió más de la cuenta para seguir contando sus partidos por victorias en la Ligue 1, venciendo por 1-2 al colista Metz...

    «Cristiano Ronaldo será el nuevo entrenador del Manchester United»

    Tim Sherwood, exentrenador del Tottenham, tiene claro cuál será el futuro de Cristiano Ronaldo cuando decida 'colgar las botas'. El delantero tiene contrato por...

    HASTA EL MOMENTO: Los partidos que se perderán los jugadores de Emelec por sanción

    Luego de que el Comité Disciplinario de la LigaPro anunciará las sanciones para los jugadores de Liga de Quito y Emelec, estos serán los partidos que se perderán los...

    Jordy Caicedo SIGUE SONRIENDO EN BULGARIA

    Este miércoles, por los dieciseisavos de final de la Copa de Bulgaria 2021-2022, Sofía recibió la visita de FC Hebar Pazardzhik. El club ganó tres...

    ‘O Rei’ MEJORA: «El buen humor es la mejor medicina, y tengo mucho de eso»

    La semana pasada la preocupación en torno a la salud de Pelé creció luego de que el brasileño fuese hospitalizado y puesto bajo cuidados intensivos luego...